Cuerpo y Psique (dualidad mítica)

El cuerpo se construye con un otro, en relación. Las primeras experiencias del bebé con su cuidador, en este cuerpo a cuerpo, serán fundamentales para su desarrollo y para su estructuración subjetiva.

 

A través de una impresión sensorial es que surge la primera huella mnémica, huella psíquica, y ocurre ya antes de nacer a partir de las experiencias de la vida intrauterina.

Leer másCuerpo y Psique (dualidad mítica)

Psicosis y Palabra

Artículo publicado en el nº2 de la Revista digital de Nucep «Punto de fuga» www.puntodefuga.com
URL: https://puntodefugarevista.com/psicosis-y-palabra/

El presente artículo nace, dada mi clínica frecuente con pacientes psicóticos, de mi deseo de escribir acerca de esta experiencia. Trataré de transmitir ciertas reflexiones e interrogantes que la práctica me ha ido planteando, ligándolo con aportes teóricos que me resultaron prácticos e interesantes. 

Leer másPsicosis y Palabra

¿Quién soy Yo?

quien soy yo identidad

¿Quién soy Yo? Hay momentos de la vida en los que alguien puede sentirse extraño a sí mismo, confuso o perdido sin saber quién es, sin lograr reconocerse. Son momentos que normalmente cursan con angustia, no encontrarse a uno mismo hace tambalear los cimientos de la propia subjetividad.  ¿De qué trata esto? ¿De qué hablamos cuando nos referimos a la Identidad?

La identidad es un sentimiento que resulta de un complejo proceso de construcción de la propia imagen y del relato que uno se hace sobre sí mismo. Este relato de uno mismo se sostiene en el discurso del otro, pues la identidad se construye sobre la base de múltiples identificaciones. El sentimiento de sí puede verse afectado por los cambios y las pérdidas, y en este sentido la identidad es también una búsqueda, un ejercicio de reconstrucción. La identidad es un decir-se, y en la pregunta de Quién soy, puede ponerse en juego el duelo por aquello que ya uno siente que no es, o aquello que esperó ser y no pudo, o lo que siente que es o que no es, o el quién quiere ser y lo que espera que será…

Leer más¿Quién soy Yo?

Sobre unas líneas de El hombre duplicado, de Saramago

Leyendo un libro de Saramago acabé subrayando este párrafo que quiero compartir, que habla de algo que nos es tan familiar, las palabras. Curioso cómo jugamos continuamente con ellas, pero sólo algunas nos llaman para averiguar su significado… Sin embargo, quizás contradiciendo al narrador en este libro, diré que aquellas palabras cuyo sentido y significado creíamos saber sin niguna duda, pueden llegar a hacer aguas y ponerse en cuestión… Incluso haciendo que de pronto amemos el rape (quien haya leído el libro entenderá a qué viene en este momento la aparición de este pez en el escrito).

«Extraña relación la que tenemos con las palabras. Aprendemos de pequeños unas cuantas, a lo largo de la existencia vamos recogiendo otras que nos llegan con la instrucción, con la conversación, con el trato con los libros y , sin embargo, en comparación, son poquísimas aquellas de cuyos significados, acepciones y sentidos no tendríamos ninguna duda si algún día nos preguntaran seriamente si las tenemos. Así afirmamos y negamos, así convencemos y somos convencidos, así argumentamos, deducimos y concluimos, discurriendo impávidos por la superficie de conceptos sobre los cuales sólo tenemos ideas muy vagas, y pese a la falta de seguridad que en general aparentamos mientras vamos tanteando el camino en medio de la cerrazón verbal, mejor o peor nos vamos entendiendo, y, a veces, hasta encontrando» José Saramago en El Hombre Duplicado.

¿Es posible vivir sin síntomas?

¿Es posible vivir sin síntomas? ¿Cómo interactúan salud y enfermedad? ¿Qué relación se da entre el síntoma y la patología?

En esta sociedad pareciese que todo corre el riesgo de ser señalado como una enfermedad, de manera que nadie se salva de haber tenido algún “trastorno” o “síndrome” en algún momento de su vida (ansiedad, insomnio, el horroroso síndrome de estrés postvacacional…). Parece haber una tendencia a que todas las conductas sean susceptibles de considerarse patológicas, así, uno descubre por ejemplo que no es que se coma las uñas sino que tiene “onicofagia”, e igual que cuando se mira el prospecto con los efectos secundarios de la medicación que se toma, se entra en alarma y en una especie de hipocondría ¡pues no sabía yo que lo que me pasaba era esto, y es que voy a tener un TOC!…

No es raro escuchar a los pacientes cuando vienen a consulta decir que

Leer más¿Es posible vivir sin síntomas?

«1 de cada 1». Reformulando el título de «Salvados».

El programa de Jordi Évole, «Salvados», que habla sobre la depresión (se puede ver aquí)  ha recibido críticas que reavivan el debate sobre el concepto de salud mental y sobre su tratamiento, que actualmente tiende a reducir la problemática mental a una etiología orgánica.

Seguramente sin quererlo, quizás como fruto del desconocimiento, considero que este programa lde Salvados que habla sobre la depresión, en lugar de haberse orientado con un enfoque amplio y diverso de la temática, ha reducido su mira centrándose en la medicalización como solución a este padecer.

Sin embargo, me gustaría rescatar un aspecto que puede apreciarse, pues los valientes testimonios de las personas entrevistadas dan cuenta de que hay algo más allá del tratamiento centrado en lo orgánico que les ha ayudado. Podemos decir, un tratamiento humano. En el hecho de que hoy puedan encontrarse mejor, incluso

Leer más«1 de cada 1». Reformulando el título de «Salvados».

La oreja verde

   Quiero compartir un poema de Gianni Rodari que transmite la esencia del trabajo con niños y a mí además me remite inherentemente a AECPNA, escuela donde me he formado y a la que guardo especial cariño.

La oreja verde

Un día, en el Expreso Soria Monteverde,
Vi subir a un hombre con una oreja verde.
Ya joven no era, sino maduro parecía,
Salvo, la oreja que verde seguía.
Me cambié de sitio para estar a su lado
y observar el fenómeno bien mirado.
Le dije: Señor, Usted, tiene ya cierta edad,
Dígame, esa oreja verde, ¿le es de alguna utilidad?
Me contestó amablemente: yo ya soy persona vieja,
Pues de joven sólo tengo esta oreja.
Es una oreja de niño, que me sirve para oír
cosas que los adultos nunca se paran a sentir:
Oigo lo que los árboles dicen, los pájaros que cantan,
las piedras, los ríos y las nubes que pasan,
oigo también a los niños, cuando cuentan cosas
que a una oreja madura, parecerían misteriosas.

Leer másLa oreja verde

El tren (o el eterno retorno)

Aquél billete tirado en el suelo, o quizás perdido, la había encontrado a ella: era su escapatoria, y le sobraban los motivos tras tal casualidad. Con premura, se montó en el tren con destino a «Ninguna parte». Una extrañeza la invadió al reconocer a la persona delante suya; la conocía… pero no acertaba a saber de qué. Asiento 35B, leyó en su billete. Un escalofrío recorrió su espalda al mirar alrededor: una amiga de la infancia observaba soñadora por la ventana; aquél querido profesor que antaño le había enseñado tanto se hallaba conversando con un exnovio; su abuela, ya fallecida, dormía pacible en el asiento 15B. Al fondo, se vio a ella misma en el cuerpo de diferentes edades. Entonces aliviada pensó… que no se puede escapar de uno mismo, que no existe ninguna parte

Call Now Button